Aviso sobre el uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando en nuestra página web, acepta el uso y la recopilación de cookies. Para obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, consulte nuestra Política de Cookies.
David Asta Alares
Domingo, 11 de marzo de 2018
ALIANZA SOLAR

La Alianza Solar arranca en la India con 1.400 millones de dólares en ayudas

La Alianza Solar Internacional (ISA, en inglés) celebró hoy en Nueva Delhi su conferencia fundacional con anuncios de ayudas por valor de unos 1.400 millones de dólares para transferir y financiar proyectos de energía solar en países en vías de desarrollo.

[Img #36800]

 

En el comienzo de la andadura de un proyecto impulsado por la India y Francia para auspiciar la transferencia de tecnología a los países en desarrollo, el presidente francés, Emmanuel Macron, llamó a los 61 países que ya se han unido a la alianza a "identificar sus necesidades y sus proyectos, y cuánta financiación necesitan".

 

"Estamos obsesionados con los resultados concretos", enfatizó Macron ante delegaciones de 47 países y 23 jefes de Estado, así como inversores internacionales.

 

El gobernante francés se comprometió a destinar 600 millones de euros adicionales para proyectos solares con la Agencia Francesa de Desarrollo (AFD), elevando a mil millones de euros la cantidad dedicada a la cooperación hasta 2022.

 

Durante la conferencia fundacional se anunciaron ayudas a 27 proyectos en 15 países miembros por valor de 1.392 millones de dólares.

 

Las iniciativas previstas incluyen la construcción de una planta de energía solar con 150 megavatios (MW) de potencia en Tanzania con un presupuesto de 385 millones de dólares y la instalación en Sri Lanka de 200.000 unidades solares en tejados para familias con bajos ingresos por 50 millones de dólares.

 

Las medidas también incluyen el regadío de 2.500 hectáreas en Mali con energía solar, así como la electrificación de 550 edificios como hospitales y escuelas en zonas rurales de Benin.

 

La ISA, lanzada en 2015 por la India y Francia, tiene como objetivo recaudar un billón de dólares y generar una capacidad de 1.000 gigavatios de este tipo de energía hasta 2030, así como enrolar a 121 naciones con más de 300 días de luz solar al año en el proyecto.

 

Macron destacó que para alcanzar los objetivos de la alianza, que cuenta con el apoyo del Banco Mundial, será necesario encontrar inversores privados.

 

El primer ministro indio, Narendra Modi, destacó durante su intervención la necesidad hacer la tecnología solar más accesible.

 

"Ante todo, tenemos que asegurarnos de que una tecnología solar mejor y más asequible está disponible para todo el mundo. Tenemos que incrementar la proporción de energía solar", aseguró.

 

Modi presentó la iniciativa como una medida complementaria para combatir el cambio climático, y reiteró su ambición de cambiar el modelo de la India, uno de los países más contaminantes del planeta, para depender más de las energías limpias y conseguir una producción de 175 GW en 2022.

 

Durante la conferencia se anunció también la puesta en marcha de una red de 100 centros de excelencia encargados de formar a 10.000 técnicos en energías solares en los países miembros.

 

A la conferencia fundacional de la ISA acudieron jefes de Estado y líderes de Australia, Mali, Togo y Bangladesh, entre unos 47 países que han firmado o ratificado el acuerdo.

 

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que estaba dentro del programa de asistentes no estuvo finalmente en la reunión.

 

Francia, en representación de los países ricos, e India, como promotor de la iniciativa, lanzaron la misma durante la cumbre del clima de París (COP21) celebrada en noviembre de 2015.

 

Presentada como un acto de "justicia climática" por el entonces presidente galo François Hollande, la intención de ambos países es lograr una transferencia de tecnología y financiación de las naciones desarrolladas a los países en vías de desarrollo.

 

Desde que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidió abandonar el Acuerdo de París en 2017, el presidente francés ha instado a la comunidad internacional a incrementar la movilización y a comprometerse de manera firme con acciones concretas.

 

Macron puso como ejemplo de acciones concretas a un grupo de unas treinta ingenieras especializadas en energía solar procedentes de zonas rurales en África, conocidas como "Solar Mamas", que recibieron formación en la India para fabricar y reparar sistemas de iluminación para viviendas.

 

"Nuestras 'Solar Mamas' no nos esperaron. Empezaron a lograr resultados concretos. No esperaron y no se detuvieron porque algunos países decidieron simplemente abandonar el acuerdo de París", afirmó el francés, en una aparente referencia a Estados Unidos.
 

 

Diariolalupa.es • Aviso Legal y Términos de UsoPolítica de Privacidad y Política de CookiesMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress