Aviso sobre el uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad, contenidos y servicios personalizados a través del análisis de su navegación. Si continúa navegando en nuestra página web, acepta el uso y la recopilación de cookies. Para obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, consulte nuestra Política de Cookies.
Nerea González
Viernes, 9 de marzo de 2018
CONFERENCIA MUNDIAL SOBRE TABACO O SALUD

La Conferencia mundial contra el tabaco cierra con una llamada a mejorar su regulación

La Conferencia Mundial sobre Tabaco o Salud cerró hoy su primera edición en suelo africano, tras tres días de sesiones en las que se subrayó la necesidad de seguir trabajando en la regulación, especialmente para vigilar la expansión del tabaco en los países menos desarrollados.

[Img #36738]

 

La decimoséptima edición de la WCTOH (siglas en inglés de la conferencia) resaltó el papel estratégico de la legislación en la lucha contra el tabaquismo -responsable de siete millones de muertes cada año-, desde las normas sobre espacios sin humo hasta los impuestos, pasando por la publicidad o el control sobre la introducción de nuevos productos de tabaco de alta tecnología.

 

"La mayoría de los países en el mundo pueden hacerlo mejor", explicó a Efe Douglas Bettcher, director del departamento de enfermedades no transmisibles de la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de las impulsoras de la conferencia, celebrada en Ciudad del Cabo (Sudáfrica) desde el miércoles.

 

Se pueden "salvar vidas", aseguró, mediante el incremento de impuestos, algo en lo que muy pocos países alcanzan el estándar recomendado por la OMS (un 75 % del valor de venta del tabaco deberían ser tasas).

 

Para ello, la institución cuenta con el Convenio Marco para el Control del Tabaco, una herramienta "infrautilizada" por los gobiernos, especialmente en zonas como África, donde muchos países se muestran reticentes a ratificarlo o implementarlo.

 

Esa circunstancia las convierte en zonas especialmente vulnerables.

 

"Estamos enfrentando una gran epidemia (el tabaquismo) en la región africana", afirmó Steven Shongwe, coordinador de la OMS para África en temas de tabaco y enfermedades no transmisibles, durante un encuentro con la prensa en el marco de la conferencia.

 

Según los datos difundidos en el foro, mientras el consumo del tabaco decrece en muchos países, se estima que las tasas de tabaquismo en África aumentarán de forma drástica si no se toman medidas.

 

Para 2030 se proyecta que el número de fumadores de la región crecerá un 40 % respecto a niveles de 2010 si no se toman medidas.

 

El empuje de la industria tabacalera para expandir su mercado en las regiones más vulnerables pero con más proyección de crecimiento poblacional, los sistemas de salud débiles y la influencia de las grandes compañías en la política de los gobiernos son algunas de las razones que agravan el problema.

 

"Cuando sumas los trabajos que crean, los impuestos que crean con las pérdidas", que no solo son directas en materia sanitaria sino también en otras áreas como la medioambiental, "el tabaco es un perdedor", recalcó Bettcher.

 

Pero, sobre todo, si los gobiernos no toman medidas contra el tabaco como las propuestas en el Convenio Marco de la OMS no estarán "protegiendo a su pueblo de un asesino conocido", recalcó.

 

"No necesitas ser un país rico para hacerlo realmente bien en control del tabaco, es todo voluntad política y asegurarse de que los políticos no son persuadidos y presionados por las compañías de tabaco", incidió Bettcher.

 

En esta jornada de cierre de la conferencia también se analizaron temas como la relación entre el tabaquismo y otras enfermedades.

 

De acuerdo a una batería de estudios presentados, se puso de relevancia que la relación entre el sida, la tuberculosis y el tabaco se presenta como una "tormenta perfecta", especialmente para áreas como África subsahariana.

 

Según datos divulgados hoy, el crecimiento del tabaquismo en ese área sería un factor de riesgo adicional para la región, que ya de por sí presenta en general las tasas más elevadas de prevalencia de tuberculosis y VIH del mundo.

 

"Las pruebas sugieren que los pacientes de sida que fuman tienen peores resultados en tratamiento y supervivencia. Además, tanto fumar como el sida/VIH son factores para comorbilidades (coexistencia de dos o más enfermedades) como la tuberculosis, de alta prevalencia en muchos países de medios y bajos ingresos", señalaron los responsables de la WCTOH en un comunicado.

 

En concreto, fumar puede doblar el riesgo de contraer tuberculosis si el paciente está en un lugar de contagio, habitualmente zonas de bajos recursos con población vulnerable también al sida.

 

A esta conferencia, impulsada por organizaciones como la Unión Internacional contra la Tuberculosis y las Enfermedades Pulmonares (The Union), la OMS o la Fundación Filantrópica Bloomberg, asistieron unos 2.000 participantes de más de un centenar de países.
     

Diariolalupa.es • Aviso Legal y Términos de UsoPolítica de Privacidad y Política de CookiesMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress