Aviso sobre el uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra Política de Cookies. Para obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, consulte nuestra Política de Privacidad y Cookies.
Agustín de Gracia
Martes, 12 de septiembre de 2017
CONFLICTO DE COREA DEL NORTE

La ONU da un paso más para intentar ahogar económicamente a Corea del Norte

La ONU dio hoy un paso más para intentar ahogar económicamente a Corea del Norte por su programa nuclear, al aprobar nuevas sanciones que limitan sus importaciones de petróleo y derivados y prohíben sus exportaciones de textiles.

[Img #29650]

 

"No estamos buscando la guerra", afirmó la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, impulsora de la resolución que fue aprobada hoy por el Consejo de Seguridad, aunque con sanciones menos drásticas de lo que inicialmente buscaba Washington.

 

"Corea del Norte no ha pasado el punto de no retorno. Si acepta parar su programa nuclear puede llegar a reclamar su propio futuro", dijo Haley después de que la resolución fuera aprobada unánimemente por los quince integrantes del Consejo.

 

Inicialmente, Estados Unidos pedía, entre otras cosas, la prohibición de que los países miembros de la ONU vendieran a Corea del Norte gas, crudo y productos petroleros refinados, así como la prohibición de comprar textiles norcoreanos.

 

Rusia y China, que tienen el derecho de veto sobre las resoluciones del Consejo de Seguridad, habían expresado su oposición a algunos de los puntos de ese proyecto, por lo que se abrió una ronda de negociaciones que culminó en las últimas horas.

 

El texto final establece la prohibición de que se pueda exportar a Corea del Norte gas natural o licuado.

 

Asimismo, prohíbe vender al régimen de Pyongyang productos petroleros refinados que excedan el medio millón de barriles desde el 1 de octubre próximo, durante tres meses, y de 2 millones de barriles a partir del 1 de enero de 2018, durante doce meses.

 

También determina que se congelen las cantidades de petróleo que se vende a Corea del Norte para que no excedan los montos entregados durante los últimos doce meses.

 

Por otra parte, establece que Corea del Norte no podrá vender fuera del país sus productos textiles, una industria que, según datos de EEUU, genera unos 760 millones de dólares al año y es una de las principales fuentes de divisas del régimen de Pyongyang.

 

Junto con otras sanciones anteriores, que fijaron un embargo de las exportaciones de carbón, hierro, pescados y mariscos, con las medidas anunciadas hoy Corea del Norte pierde 2.700 millones de dólares o el 90 % de sus ventas al exterior, de acuerdo con cifras del año pasado calculadas por EEUU.

 

Las sanciones se extienden también a los norcoreanos empleados fuera del país, que no recibirán permisos de trabajo, lo que les impedirá enviar remesas de sus ingresos a su país de origen.

 

Esa medida, según Estados Unidos, afecta a cerca de 93.000 emigrantes norcoreanos.

 

Unido a ello, la resolución prohíbe las empresas conjuntas ("joint ventures"), la inversión extranjera y la cooperación para el desarrollo tecnológico, y además congela los bienes de un dirigente del régimen, Pak Yong sik, y de tres oficinas gubernamentales.

 

De acuerdo con datos de EEUU, el país que más ha impulsado estas medidas, la medida recorta en un 55 % los productos petroleros que llegan a Corea del Norte.

 

Haley, en su intervención, reconoció que no es la primera vez que la ONU fija sanciones económicas contra el régimen de Pyongyang, pero destacó que las de hoy son las más drásticas que se aprueban hasta ahora, a pesar de que difieren del proyecto original.

 

"No aceptaremos una Corea del Norte con armas nucleares", afirmó la embajadora estadounidense. "Si el régimen de Corea del Norte no para su programa nuclear, nosotros actuaremos para hacerlo", insistió.

 

La nueva resolución sigue a otra aprobada el 5 de agosto pasado por el Consejo de  Seguridad, que también imponía otras sanciones, como el embargo de las exportaciones de carbón, pero la ONU decidió apretar aún más a Pyongyang tras su última prueba nuclear.

 

El pasado 3 de septiembre Corea del Norte hizo estallar una bomba nuclear subterránea, que asegura era de hidrógeno. Según los expertos, esa detonación fue la más poderosa desde que el régimen de Pyongyang comenzó sus ensayos nucleares, en 2006.
      

 

Deje su comentario.
Normas de Participación y de Comentarios
Las opiniones o aportaciones que puedan hacer los Usuarios a través de sus comentarios, no se corresponden necesariamente con las de diariolalupa.es, por lo que no admite responsabilidad alguna al respecto.
Diariolalupa.es se reserva el derecho a retirar cualquier comentario o contenido que considere inapropiado.
La participación en este espacio, implica que el Usuario ha leído y acepta las Normas de Participación y de Comentarios, así como los Términos de Uso y la Política de Privacidad y de Cookies de diariolalupa.es.
Diariolalupa.es • Aviso Legal y Términos de UsoPolítica de Privacidad y CookiesMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress