Aviso sobre el uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra Política de Cookies. Para obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, consulte nuestra Política de Privacidad y Cookies.
Mònica Faro
Martes, 5 de septiembre de 2017
REUNION DE LOS MINISTROS DE AGRICULTURA DE LA UE

La UE pide perseguir el fraude del fipronil y defiende su sistema alimentario

La UE subrayó hoy la necesidad de perseguir a los responsables del "fraude" del fipronil y defendió que su sistema alimentario es uno de los más eficientes del mundo, pese a las críticas de algunos países, sobre todo Alemania, por la "tardía" reacción de Bélgica y Holanda en el caso de los huevos contaminados.

[Img #29410]

 

"Aunque el riesgo para la salud humana es bajo, las consecuencias de esta actividad delictiva han tenido un gran impacto en la confianza del consumidor", admitió el comisario de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, en una rueda de prensa tras la reunión informal de ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE) celebrada el lunes y el martes en la capital estonia.

 

Aseguró que "todas las granjas sospechosas han sido bloqueadas y los huevos y ovoproductos -derivados del huevo- contaminados están siendo destruidos", pero reconoció que "aún queda trabajo por hacer" y expresó su confianza en recabar toda la información necesaria sobre el asunto de cara a la reunión al respecto del 26 de septiembre en Bruselas, a la que han sido convocados los ministros.

 

Un encuentro que "no es una reunión de crisis", matizó, pero en el que Bruselas espera poner sobre la mesa posibles mejoras de su sistema alimentario, que defiende como uno de los más eficientes del mundo.

 

"La Unión Europea tiene un sistema de alertas que demuestra que estamos muy por delante de otras economías, un sistema que ofrece garantías a los consumidores", afirmó en declaraciones a Efe la ministra española de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina.

 

En su opinión, el hecho de que haya saltado la alerta sobre un producto que "no se utiliza en la producción de huevos escenifica en qué medida los controles son exhaustivos", si bien reconoció que "estos episodios sirven para perfeccionar" el mecanismo, que "probablemente es el más avanzado a nivel mundial".

 

"Lo más importante es destacar que el sistema de control europeo permite la inmediata localización y retirada de los productos implicados", subrayó y aseguró que la situación en España "ha estado controlada en todo momento", con el bloqueo inmediato de dos partidas en Cataluña y el País Vasco procedentes de Holanda y Francia, respectivamente.

 

El caso del fipronil se remonta a finales de julio, cuando Holanda y Bélgica comunicaron la presencia de esta sustancia en granjas avícolas y en cientos de referencias de huevos, aunque después se supo que conocían la información desde meses antes, un aspecto que los ministros de estos países no han comentado durante la reunión.

 

Andriukaitis destacó, en cambio, la "colaboración" de las autoridades de ambos Estados para esclarecer los hechos, con una serie de investigaciones que apuntan a la empresa holandesa Chickfriend como la supuesta comercializadora de un tratamiento con la etiqueta "bio", utilizado en cientos de granjas.

 

El ministro belga del ramo, Denis Ducarme, dijo al entrar a la reunión que el caso del fipronil "es un fraude de carácter internacional" que ha puesto de manifiesto "la necesidad de cooperación entre países" y consideró que este salió a la luz "gracias al sistema de autocontrol" de Bélgica.

 

En general, los responsables se mostraron convencidos de que el sistema europeo de alerta rápida (RASFF) funciona correctamente, aunque admitieron que puede mejorar frente a las críticas de algunos Estados, especialmente Alemania, para el que este mecanismo "no ha hecho honor a su nombre", en referencia a la comunicación tardía de Holanda y Bélgica.

 

"Por desgracia, hay que decir que había informaciones disponibles en otros países durante meses y no nos advirtieron", subrayó y pidió a la Comisión Europea (CE) "reglas coherentes y uniformes".

 

Los países sí coincidieron en la necesidad de perseguir a los responsables del fraude, dado que el uso del pesticida está prohibido en la cadena alimentaria europea, y estudian la eventualidad de hacer un seguimiento para investigar el uso de posibles sustancias ilegales en la producción de granjas avícolas.

 

Por parte de la CE, se enviarán misiones de investigación a los cuatro países más afectados por el caso (Holanda, Bélgica, Alemania y Francia) entre finales de septiembre y principios de octubre.

 

Aún hoy permanecen bloqueadas cientos de granjas en Europa por un caso que ha salpicado a un total de veintiséis Estados miembros (todos salvo Croacia y Lituania), dos naciones del Área Económica Europea y dieciséis países terceros.
       
      

Deje su comentario.
Normas de Participación y de Comentarios
Las opiniones o aportaciones que puedan hacer los Usuarios a través de sus comentarios, no se corresponden necesariamente con las de diariolalupa.es, por lo que no admite responsabilidad alguna al respecto.
Diariolalupa.es se reserva el derecho a retirar cualquier comentario o contenido que considere inapropiado.
La participación en este espacio, implica que el Usuario ha leído y acepta las Normas de Participación y de Comentarios, así como los Términos de Uso y la Política de Privacidad y de Cookies de diariolalupa.es.
Diariolalupa.es • Aviso Legal y Términos de UsoPolítica de Privacidad y CookiesMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress