"/>
Aviso sobre el uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra Política de Cookies. Para obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, consulte nuestra Política de Privacidad y Cookies.
Mònica Faro / EFE
Viernes, 11 de agosto de 2017
HUEVOS CONTAMINADOS CON INSECTICIDA TOXICO

Bruselas convoca a los países para "extraer lecciones" del caso del fipronil

La Comisión Europea (CE) convocó hoy a los países afectados por el escándalo del fipronil a una reunión el próximo 26 de septiembre, con la que espera "extraer lecciones" que mejoren el sistema de alerta de seguridad alimentaria europeo.

[Img #28618]

 

"No es una reunión de crisis", matizó la portavoz comunitaria Mina Andreeva, durante la rueda de prensa diaria de la CE, quien justificó la fecha elegida para poder "tomar cierta distancia" del asunto de los huevos contaminados, que afecta ya a un total de 16 países europeos (España no está entre ellos) y a Hong Kong.

 

La presencia de fipronil ha sido detectada en granjas de Holanda, Bélgica, Alemania y Francia, en las que se ha bloqueado la producción, pero el escándalo se extiende también a los países que importaron huevos de esos establecimientos, aunque aún no se ha confirmado si todas las partidas que compraron tenían trazas del insecticida.

 

Se trata de Suecia, Francia (que además de exportar recibió huevos contaminados de Bélgica), Reino Unido, Austria, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Polonia, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia y Dinamarca, así como Suiza y Hong Kong.

 

"Sabemos que estos países han recibido huevos producidos en las granjas que han sido bloqueadas", confirmó el portavoz comunitario Daniel Rosario.

 

En total, están afectados 16 países europeos y Hong Kong.

 

La reunión que se celebrará el 26 de septiembre fue propuesta por el comisario europeo de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, quien ha mantenido contactos con los ministros alemán, belga y holandés.

 

Los ministros de Agricultura de la Unión Europea (UE) tendrán ocasión de tratar previamente el asunto entre el 3 y el 5 de septiembre en Tallin (Estonia), donde se celebra una reunión informal de titulares del ramo, aunque aún no está publicada la agenda del encuentro.

 

Andreeva dijo que "es demasiado pronto para decir ahora cuáles son las lecciones aprendidas".

 

Ambos portavoces coincidieron en que "siempre hay lecciones que aprender" pero insistieron en que "el sistema europeo de seguridad alimentaria es uno de los más avanzados del mundo".

 

El asunto está siendo tratado por la CE como un tema sanitario, aunque los expertos coinciden en que, según los niveles de fipronil encontrados en los huevos, no existe un riesgo sanitario potencial.

 

Según las cifras facilitadas a Efe por el toxicólogo de la Universidad de Lovaina, Alfred Bernard, una persona tendría que consumir al menos 10.000 de esos huevos contaminados, durante un corto periodo de tiempo, para poner en riesgo su salud.

 

Más allá, el asunto tiene "una dimensión judicial", como recordó Rosario, dado que, aunque la comercialización del fipronil está permitida en la UE (se utiliza para el tratamiento del ácaro rojo en semillas o animales domésticos como perros y gatos), su uso es ilegal en la cadena alimentaria.

 

Holanda y Bélgica mantienen investigaciones para analizar el origen del fraude, que según los primeros análisis estaba en la empresa belga Poultry Vision, el proveedor que supuestamente vendió con la etiqueta "bio" un tratamiento para las gallinas que contenía fipronil.

 

Sin embargo, la sospecha está ahora en la holandesa Chickfriend, una de las empresas que utilizaron el tratamiento con fipronil en establos para gallinas, y de la que han sido arrestados dos administradores.

 

"Estamos frente a la utilización ilegal de un producto que no debería haberse usado en estas circunstancias", recalcó Rosario.

 

El Gobierno belga acusó a Holanda de "falta de cooperación" en la gestión de la crisis y afirmó que los Países Bajos habían detectado fipronil en granjas el pasado noviembre, con lo que justificó su reacción tardía, investigada por la CE, en el sistema europeo de alerta rápida (Rasff).

 

La primera notificación de la detección de fipronil data del 20 de julio, por parte de Bélgica, mientras que Holanda lanzó una alerta el 26 de julio y Alemania el 31 de julio.

 

En Bélgica y en Holanda el asunto ha puesto en entredicho la credibilidad de las agencias nacionales de seguridad alimentaria (la Afsca y la NVWA, respectivamente).

 

En el caso de Bélgica, la Afsca dijo en un primer momento que las trazas detectadas no superaban el umbral de "riesgo" para el consumo (0,72mg/kg), pero publicó después una segunda muestra de una de las granjas previamente analizadas que sí sobrepasaba el límite.

 

En Holanda, la NVWA alertó inicialmente de una sola referencia contaminada, mientras que amplió la lista después a más de un centenar de etiquetas.

 

Está por ver también cuál será el alcance del fraude para el sector, obligado a sacrificar miles de gallinas y a tirar varias toneladas de huevos, que reclama ya ayudas a nivel nacional y europeo y solo en Flandes asegura haber perdido más de 10 millones de euros, según fuentes del sindicato agrícola flamenco.

 

 

La intoxicación por fipronil es "muy improbable" en humanos, según expertos

 

El fipronil representa un riesgo de intoxicación "muy improbable" para los humanos, que, en los niveles máximos detectados en Bélgica y Holanda, tendrían que consumir miles de huevos contaminados a lo largo de su vida para sufrir efectos adversos.

 

Así lo explicó, en declaraciones a Efe, el experto y toxicólogo de la Universidad de Lovaina, Alfred Bernard, quien insistió en que los consumidores deben estar tranquilos y que las medidas de precaución tomadas hasta el momento responden más a un fraude legal que a un "peligro" real de intoxicación.

 

"No hay riesgo para la población en este momento. Esta limitado y potencialmente es muy improbable", aseguró el experto.

 

El asunto ha creado alarma y mucha confusión en Holanda y en Bélgica, donde se han detectado trazas de fipronil superiores al umbral de "riesgo" establecido por la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), en 0,72 miligramos por kilo de alimento.

 

Bernard subrayó que estos niveles tendrían que superarse "durante un periodo muy prolongado para que entrañaran un riesgo de intoxicación crónica", y asegura que no ha habido ningún caso de muerte en Europa.

 

"El riesgo es casi inexistente porque la duración de la exposición es limitada, hay un margen de seguridad muy alto y la probabilidad de que una persona consuma todos los días huevos contaminados es muy limitada", afirmó.

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) clasifica el fipronil como "moderadamente tóxico" para los humanos y estima que sólo en grandes cantidades puede causar daños hepáticos, a nivel del tiroides o riñones.

 

Según las cifras facilitadas por el experto, una persona tendría que consumir al menos 10.000 huevos contaminados, durante un corto periodo de tiempo, para poner en riesgo su salud, aunque propone a los consumidores "alternar las marcas de huevos" que consumen para minimizar la exposición.

 

Desde Holanda, el científico experto en nutrición Martijn Katan coincide en que una persona tiene que comer "varios miles de huevos para que sea perjudicial".

 

"Incluso si has comido cuatro huevos contaminados por día en el último mes, no es perjudicial. Sólo tienes que preocuparte por el colesterol", dijo el experto en declaraciones a la cadena holandesa "NOS".

 

Pero más allá de la seguridad alimentaria el asunto del fipronil supone en fraude, puesto que su uso no es legal para uso alimentario en la Unión Europea (UE) y el mero hecho de que aparezcan trazas en los alimentos, aunque estén por debajo del umbral apto para el consumo, implica una infracción.

 

Sin embargo, su comercialización sí está autorizada desde 1993, cuando la farmacéutica francesa Rhône-Poulenc la introdujo en el mercado; desde entonces, se utiliza para el tratamiento del ácaro rojo en semillas o animales domésticos como perros y gatos, aunque está limitado por su contribución al declive de las abejas.

 

De hecho, en 2013, los Veintiocho acordaron restringir el uso de este neonicotinoide al tratamiento de semillas utilizadas en invernaderos, así como a semillas de puerro, cebollas y chalotas para ser sembradas en campos y cosechadas antes de la floración.

 

España, la República Checa y Reino Unido se opusieron entonces a esta restricción por considerar que no había pruebas suficientes que mostraran su impacto en abejas o por no contar con una sustancia alternativa.

 

El experto consultado por Efe sostiene que a día de hoy "hay otros insecticidas que pueden reemplazar el fipronil". De hecho, la licencia de comercialización en la UE finaliza el 30 de septiembre, y no está previsto que se renueve, aunque el experto indicó que "probablemente" se introducirá otra nueva sustancia alternativa en el mercado.

 

"La sustancia no se prohíbe necesariamente por razones de seguridad, pero sí de eficacia", apuntó Bernard, quien subrayó la tolerancia que generan los pesticidas en animales y cultivos.

 

Holanda y Bélgica trabajan conjuntamente para conocer el origen del fraude, que según los primeros análisis está en la empresa belga Poultry Vision, el proveedor que supuestamente vendió con la etiqueta "bio" un tratamiento para las gallinas que contenía fipronil.

 

Sin embargo, la sospecha está ahora en la holandesa Chickfriend, una de las empresas que utilizaron el tratamiento con fipronil para las gallinas, y de la que han sido arrestados dos administradores.

 

Por su parte, el comisario europeo de Salud y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, ha propuesto convocar una reunión en septiembre en Bruselas para abordar en caso de los huevos contaminados, a la que se invitará a los ministros de los países miembros de la UE afectados y a las agencias de seguridad alimentaria de los países.
 

 

Facua pide hacer públicos los productos elaborados con los huevos contaminados

 

La Facua-Consumidores en Acción ha reclamado hoy al Gobierno la máxima transparencia en la crisis de los huevos contaminados por fipronil y le ha instado a hacer público el listado de los productos elaborados con estos huevos.

 

La asociación ha considerado que "no basta con un escueto comunicado escondido" en la página web de la Agencia Española de Consumo y Seguridad Alimentaria (Aecosan) apelando a la información remitida por Bruselas, y ha pedido a los responsables sanitarios información detallada y contrastada sobre el alcance de esta crisis.

 

"Sabemos que los huevos que se han producido en las granjas españolas no están contaminados, pero no nos tranquiliza, precisamente, el hecho de conocer que cada día son más los países en los que se han detectado partidas contaminadas, ni que podrían estar contaminados no sólo los huevos, sino multitud de productos elaborados con ellos", ha explicado el portavoz de la Facua, Rubén Sánchez.

 

Los últimos datos de que dispone esta organización indican que ya son diecisiete los países afectados y recuerda que las autoridades judiciales de Holanda han detenido esta semana a dos administradores de la compañía holandesa Chickfriend, que se encuentra en el origen del escándalo, junto con su proveedor belga Poultry-Vision.

 

Facua considera que las autoridades sanitarias deberían haber mantenido una reunión con los representantes de los consumidores para explicar qué medidas se están adoptando, una reunión que "no se ha producido, como desconocemos" los protocolos de inspección que se hayan podido poner en marcha en colaboración con las comunidades autónomas, ha criticado Sánchez.      
      

Deje su comentario.
Normas de Participación y de Comentarios
Las opiniones o aportaciones que puedan hacer los Usuarios a través de sus comentarios, no se corresponden necesariamente con las de diariolalupa.es, por lo que no admite responsabilidad alguna al respecto.
Diariolalupa.es se reserva el derecho a retirar cualquier comentario o contenido que considere inapropiado.
La participación en este espacio, implica que el Usuario ha leído y acepta las Normas de Participación y de Comentarios, así como los Términos de Uso y la Política de Privacidad y de Cookies de diariolalupa.es.
Diariolalupa.es • Aviso Legal y Términos de UsoPolítica de Privacidad y CookiesMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress